Entrevista a Javier Megías: “Actúa pronto piensa en largo”

Su contacto con públicos muy diversos y la necesidad de hacerse entender en el mundo docente y el de los negocios lo han convertido en un gran divulgador. Trata de aplicarse eso de “mens sana in corpore sano” y logra cierto equilibrio inestable en su actividad, que disfruta y cuida a partes iguales. Hoy conversamos con Javier Megías*.

Perfil Speaker

¿Qué prevalece hoy en el mundo de la consultoría y asesoramiento a empresas, los buenos profesionales o los buenos comunicadores?

Creo que la comunicación es absolutamente clave, se da el caso de profesionales muy buenos, que eran muy valorados cuando trabajaban para grandes compañías y cuando han decidido emprender como consultores independientes, no han tenido el éxito esperado porque no eran buenos comunicadores. Habitualmente es la diferencia entre el éxito y el fracaso. Debería haber una buena mezcla entre ambos, porque quien sólo comunica al final sale del mercado. Aunque ha habido un cambio de percepción de la consultoría, crece el valor añadido que aporta determinado consultor a una organización, cuando antes la marca o reputación del consultor estaba en función de las empresas para las que trabajaba.   Más

Empezar como profesional independiente sin morir en el intento

Es probable que seas un emprendedor o emprendedora con una idea en tu cabeza dispuesto a montar tu empresa y generar empleo o puede que en tu caso sólo aspires al autoempleo, a gobernar tu actividad profesional y vivir de tu actividad.

Tienes experiencia, pero no sabes cómo darte a conocer en el mercado, sabes que Internet y las redes sociales pueden darte notoriedad pero también sabes que los resultados son a medio plazo y mientras necesitas generar ingresos ¿qué pasos dar?

La incertidumbre nos hace más austeros y conservadores, lo mismo sucede con las organizaciones, hay una amplia cantera de profesionales independientes en el mercado que pueden colaborar con una organización de manera externa, ya sea por proyectos concretos, para la externalización de un servicio –como puede ser la comunicación–  o mediante una consultoría de interinidad, es decir, permanecer durante un tiempo en una organización, asesorar desde el interior, formar al equipo y dejar que éste continúe la labor iniciada.

Diseña tu plan de acción:

Servicios: ¿Qué tipo de servicios puedes prestar?: considera cuáles son las actividades que te gusta desarrollar, en cuáles te sientes con más capacidad y cuáles te resultan más fáciles de desempeñar y crea tu listado de posibles acciones.

Presentación: Haz una presentación atractiva de los servicios que quieres ofrecer, que puedas remitir o enlazar cuando contactes con posibles clientes.

Público: ¿A quién los puedes ofrecer?: ¿necesitas un contacto directo con tu cliente?, ¿puedes prestar ese servicio desde tu oficina o tu casa?, ¿puedes ofrecer ese servicio a través de la red? Define públicos que podrían estar interesados en lo que puedes ofrecer, escúchalos y conversa con ellos. ¿Cómo? Asiste a reuniones de emprendedores, localiza grupos en Linkedin afines a tu actividad y plantéales preguntas.

Acción: No temas al fracaso ni al rechazo, es la mejor manera de generar confianza en ti mismo.

Precio: el reto de poner precio a tu valor, porque en la actividad profesional –como dice Sergio Fernández– hay una trampa psicológica, nos estamos poniendo precio a nosotros mismos, conecta oportunidades, lo que necesita tu interlocutor y lo que tú le puedes ofrecer para cubrir esa necesidad y pon un precio justo, aprende a vender tu conocimiento y capacidad.

Confianza: es lo que realmente ofreces, la seguridad de que vas a cubrir la necesidad de tu cliente, se honesto y comprométete con aquello que puedas cumplir, generará reputación que sumará confianza para atraer a nuevos clientes. Promete poco y ofrece más de lo esperado.

Constancia: pueden pasar meses de esfuerzo sin que veas los resultados esperados, no desfallezcas, es parte del reto, analiza tu situación como si fueras tu mejor amigo, ¿estás haciendo todo lo que puedes para lograr tus objetivos? Entonces vas por el buen camino, si descubres que hay algo que puedas modificar o mejorar, hazlo.

Comparte tu camino ¿cuáles han sido tus pasos? ¿cuál es tu situación hoy? ¿alguna recomendación? Coméntalo en este post

Concluyo con redes especializadas en difundir la actividad de profesionales freelance, os incluyo algunas:

En inglés:

También hay recursos interesantes como:

>Apostemos por la incertidumbre

>”Tirarse a la piscina” no es fácil, suele tener como precedente  una juventud inexperta (la ignorancia es osada) o una necesidad imperiosa, aunque algunos valientes asumen la incertidumbre como lo cotidiano y nos muestran sus frutos cada día. Desde la comodidad de un puesto de trabajo estable en el que a menudo aspiras a un cambio, el cambio es más veces una ilusión para continuar que un deseo real de emprender.

Porque puestos a escoger entre el vértigo de la incertidumbre y lo seguro, con tareas ya conocidas (más o menos) agradables y objetivos (más o menos) claros, lo de dar el salto se hace siempre complicado.
En el momento del salto pones en tela de juicio tus capacidades, cualidades y competencias, el valor añadido que aportarás desde tu independencia, el miedo a la libertad … y entonces saltas y te das cuenta de que el temor al agua fría se ha convertido en placer y que podrás saltar muchas otras veces porque siempre te quedará el recuerdo del placer de nadar en la dirección que has elegido.

Y una vez en la piscina, cuanto mejor sepamos nadar mejor, así que os invito a leer el post de Merxe Pasamontes donde reflexiona sobre emprender y una nueva publicación de Andrés Pérez Ortega para ayudar en el camino de los “agentes libres”.

Fotos de iajoro

Más fotos

Lo más leido

A %d blogueros les gusta esto: