Gestionar el cambio y comunicar

Esta mañana he oído ”lo que no se comunica no existe”, era el colofón a días de pensamiento, quizá meses,…años, una productiva vida interior que no trasciende, un amigo invisible con el que reflexionas respecto a las esencias y las banalidades, las rutinas y las sonrisas.

Recibimos cientos de estímulos diarios que generan pensamientos, aunque fugaces y sedentarios, una especie de “fast food” emocional que llega pero no moviliza.

Nos pasa a muchos, yo creo que nos pasa a todos, nos dejamos llevar por tareas, obligaciones y pequeños gozos y en los momentos de mayor agotamiento mental llega el deseo de transformación radical, de renovación.

Una invitación al cambio ha llegado durante la semana con una parábola sobre gestión del tiempo “el bote de vidrio y el café”, en el bote caben pelotas de golf, perdigones, arena y café, en ese orden, en cualquier otro orden probablemente no podríamos incluir todos los elementos. El bote es la vida, las pelotas son cuestiones importantes de nuestro entorno: la familia, el amor, la salud  y aquello que te apasiona. Los perdigones, elementos funcionales como la casa, el coche, el trabajo; la arena el resto de pequeñas cosas. Si utilizamos nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas no hay lugar para las realmente importantes, las que nos aportan momentos felices. Ah, el café es para tomarlo con los amigos.

Los blogs también invitan al cambio, saber que mucha gente transmite a través de sus páginas conocimientos, sensaciones o sentimientos que tú compartes; ellos, al menos, han decidido comunicar para existir. Aquí tenéis el enlace al cuento (se repite en muchos blogs). Os invito a visitar también los posts de Mertxe Pasamontes porque os darán pistas para “enfocar” mejor.

Luego está el coste de oportunidad, otro de los conceptos que navega de neurona en neurona y se estanca por días hasta que vuelve a caminar por la materia gris: dónde estoy, qué hago y qué me gustaría hacer. Lo que me lleva siempre a otra de mis frases populares, la vida es lo que te pasa mientras la planificas.

Fin temporal de las observaciones. Al menos voy a comunicar esto antes de entrar de nuevo en las rutinas.

Fotos de iajoro

Lo más leido

A %d blogueros les gusta esto: