El hábito de hacer las cosas sin pensar

Manuel Estrada

He recibido un comentario que me sugiere que plantee acciones para salir de la rutina, llevo meses fuera de ella, podría decir que tengo ya cierta experiencia en el campo de la incertidumbre, así que voy a contaros, por si alguien se anima y se suma al equilibrio inestable.

Estar predispuesto, querer cambiar, es la primera actitud para salir de la rutina. La curiosidad es la segunda y empieza por dentro, mirarse el ombligo y pensar dónde estoy, qué quiero, qué tengo, qué debo cambiar para lograr lo que quiero y aceptar las respuestas sin meterlas bajo la alfombra. Asumir que elegir es perder y que el cambio requiere iniciativa. Ser flexible y adaptarte a las reacciones y repercusiones de tus decisiones. Tratar de pensar de modo distinto a como sueles hacerlo “no puedes pretender que las cosas cambien cuando permanentemente las haces del mismo modo”. Tener la mente abierta y extraer el máximo jugo a situaciones inesperadas, este comentario, por ejemplo, me permite escribir sobre un tema no previsto, una nueva puerta, aunque de esto Guzmán sabe más que yo (para más información consulte: serendipity).

Fomentar la creatividad, “la fantástica” frente a la “lógica” es un buen aperitivo para salir de lo habitual y estar en beta permanente, en reciclaje continuo, puede parecer rutina -en cuanto a que debe ser periódico- pero siempre aporta nuevos estímulos para seguir avanzando.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Belabu
    Abr 30, 2011 @ 10:55:59

    Me gusta mucho !!!!…pero cuidadín que se le pilla el gustillo a eso de vivir fuera de la rutina (al menos de las preestablecidas)….por cierto elegir no es perder es renunciar….

    Responder

  2. apartirde2cero
    Abr 30, 2011 @ 15:47:04

    Por la cuenta que nos trae tendremos que acostumbrarnos mucho y muchos, la incertidumbre es el presente y ha venido a quedarse. Comparto contigo que renunciar se ajusta más, porque es dejar algo voluntariamente, mientras que en perder ese matiz no existe. Eliges renunciar pero no eliges perder. Gracias por tu comentario.

    Responder

  3. Cristina
    May 07, 2011 @ 10:40:08

    Lo comparto 100% contigo Mª José. Hay que conseguir ser sinestésicos, es decir oir colores y ver sonidos, esto nos da una visión distinta y rica de la realidad, de ver las cosas y afrontar el presente y futuro. ¡ Me encanta oler el rojo y como canta mi corazón! Gracias

    Responder

  4. Cristina
    May 07, 2011 @ 11:12:47

    Me gustaría añadir algo que he leido hoy en el libro de E.Punset “Según Marcus Raichle , en los momentos que NO pensamos en nada , dos áreas concretas de nuestro cerebro se dedican a ello a pensar por nosotros, si que nos demos cuenta. Son el Hipocampo y la Corteza Prefrontal.
    El Hipocampo gestiona nuestros recuerdos personales, nuestro pasado.
    La Corteza Prefrontal se encarga de decirnos nuestras motivaciones y nuestros planes para el futuro.
    El diálogo entre ambas, la llama “red por defecto” y conlleva un elevado consumo de ENERGÍA”.
    Pensemos y decidamos y dejemos de gastar tanta energía en que especulen por nuestro futuro, construyamoslo conscientemente con nuestros pensamientos, nuestro futuro.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Fotos de iajoro

Lo más leido

A %d blogueros les gusta esto: